Cosas del viento

Y me habló el viento

de tus sonrojadas mejillas

de tus suspiros profundos

de tu mirada al horizonte.

Se que yo no soy el viento

ni puedo estar en todas partes

pero tengo algo llamado corazón

donde habita parte de ti.

No es mucho mi legado

no tengo nada más

pero si quieres ese poquito

latera siempre por y para ti.

En tus manos esta el hechizo

ese que haga crecer la luz en los dos

en manejar el viento en un solo sentido

y nuevos recuerdos crear.

Así somos tu y yo

De amantes reducidos a cenizas

de la loca manía de quererlo tanto

de sentirse parte el uno del otro

de usar el látigo como reclamo.

De tentar el cuerpo contra la cama

de dejar muescas en la almohada

de descubrir placeres prohibidos

de lamer cada poro de tu piel.

De lucrarse de los ojos del otro

de perseguir los matices del uno

de llorar las ausencias malditas

de tirarse por los balcones heridos.

De cantar bajo una lluvia ácida

de ponerse o no ponerse un condón

de dejar la vida para cuatro renglones

de seguirte eternamente a donde vayas…