Grises altos

La tormenta de tus lamentos

son las fuentes de muchas vidas

donde comentar la energía propia

es regalársela a los demás.

Es como salir en la tele

esa caja cuadrada y tonta

donde se idealiza lo que sale

como si fuera parte de ti.

Y te convences y motivas

de que si sufres es limitado

porque tienes unos sentidos

que nos hacen ignorantes.

Y aunque aprendamos

de tus horrores cercanos

la lectura de todo esto

es que te gusta experimentar.

Anuncios

Só peaso de mongolo

Tu eres tonto

porque me da el alma

decírtelo en la cara

cuando te escribo.

Aprovecho además

para llamarte cara panocha

porque me haces reír

con todo tu salseo.

Y no me llevo mal

ni contigo ni conmigo

pero como las almorranas

te llevo con cariño.

Y no te insulto

si no te pido permiso

que se sepa que soy una dama

la puta ama.

Fermento

Rabia en la seca

garganta profunda

de tus rasgaduras.

Olor a miel

profundas sensaciones

jugosos tus interiores.

Enseñanza

rápido y cruel

la vida avanza.

Barbacoa de tus sesos

cantos de amargura

posesión de hiedra venenosa.

Lagañas en los ojos

derecho a no ver lo que se viene

a no ser conquistado.