Eres tu “rosa”

Se termina

la falsa inocencia

de tu sincera

enemistad.

Zarpazos

de tu aburrida alegría

de tus remordimientos

de tu amor.

Ignorando

las verdaderas intenciones

de escribirme

valorando revolverme.

Sin saber

en tu propia existencia

lo que quieres para ti

y saciar tu melancolía.

Dándote cuenta

de que sin mis recuerdos

ese océano que te cubre

son tus mejores excusas.

Lanzándote

a una búsqueda loca

donde el único sabor que te queda

era de cuando te hacia el amor. . .

Recuerdos… putos recuerdos.

“A tres metros del cielo”

“tengo ganas de ti”…

tarde de películas

en la que me faltas tú…

y es que el tiempo

es tan cabrón

que me ha convertido

en una bestia salvaje…

Añorando tus besos

tus caricias

hacerte el amor

como la primera vez…

Y mi corazón

como en la canción

sigue repitiéndose

te espero en la cama…

Volvere a morir sin amor

Crueldad maldita
quedarme sin recuerdos
se muere mi mente
y tu desaparecerás,
mi cuerpo es un inútil
recordatorio de mi pasado
desgraciado y humillado
por la confianza,
no veo no siento no
tengo el tacto de la libertad
todo lo he perdido
en el camino de la verdad,
una semana un mes un año
no se cuanto me queda
no mentiré no puedo ya no
volveré a morir sin amor.

Y tu me pides que…

Me pides que escriba
y no rompa lanzas al ocaso,
pero tu has matado tu pluma
y ya no me dices tus verdades.

Me pides que haga historias
de tu belleza infinita,
pero no quieres responder
a las prioridades de la vida.

Me pides que conquiste el mundo
repartiendo mis recuerdos,
pero no me pides que los comparta
bajo el calor de tu hoguera.