Tu edad

Batientes y rompientes

 

en tus ventrículos y aurículas

 

donde no se imaginan cosas

 

solo fluye la sangre.

 

Ordenes y desordenes

 

de tus manos a tu mente

 

allá donde dices una cosa

 

pero piensas diferente.

 

Misiones y abandonos

 

promesas de amores eternos

 

pupilas dilatadas

 

echando siempre el freno.

 

Risas y las lágrimas

 

timidez y desventuras

 

no por crecer y ser adulta

 

te viene con los años el sentido.

Me pides

Me pides en un papel que te describa lo que eres para mi, suspiro. Las cosas mas sinceras no se pueden reflejar en una hoja pues no es como una sonrisa que se pueda compartir, describir lo que significa el amor solo se puede hacer compartiendo las miradas, dedicando la mejor melodía de nuestros cuerpos en un abrazo real, en sentir como golpean nuestros corazones para acercarse y salirse de la piel.
Me pides que te recite versos como rayos de sol para que tapen mi oscuridad interior y que te espere a la salida de tus momentos más íntimos allá donde dejas volar la imaginación. Allá donde tus tesoros no se miden en riquezas sino en besos y en las caricias acumuladas con el tiempo, con esfuerzo, llenando el vaso de las esencias todos los días, cuidándolo en todo momento.
Me pides que te imagine sin mi a tu lado o en un mundo donde tu no estés en mi dando las circunstancias donde nada de lo que arrepentirse puede con los dos y esa fuerza natural que nos arrastra corriente al mar como gotas de agua que pertenecen a algo mucho mayor, imparable, a una unión que la distancia no ha podido silenciar.

 

Me pides ese amor que duele hasta morir, te doy todo aquello que más crees en ti.

Háblale al amor

No crees en el amor
que te dure una vida
prefieres el día a día
que todos firmarían.

El sentir un corazón
emigrante en tu interior
dejándolo crecer en ti
es el calor más agradable.

Respirar a bocanadas
cuando abrimos las puertas
no cerrándonos a nuevos caminos
es renacer millones de veces.

Y yo te pregunto
si te dicen que te quieren
como abrazaras ese destino
sin traicionar al romanticismo…

Momentos de cartón piedra

Morirme
en cada esquina de tu vida
cada baldosa que piso
eres tu.

El final de un largo camino
que empezó cuando quisiste
y que deambulo por las estrellas
aquellas en las que mandas.

Ya no busco amaneceres
hay días que no creo verlos ya
pero lo podrido de todo esto
es que no me puedes buscar.

Saco sonrisas entre las lagrimas
de aquellos momentos fijados
entre pensamientos olvidados y
    cuando te cuelas en mi corazón. . .

Todos los días igual….

Dices que soy bueno
cuando te cuelgo el teléfono
y te pones colorada
echando rayos por tu mirada.

Luego gritas
que no me soportas
pero que te gustaría quedarte
más días cerca de mí.

Y sueñas en la estación de tren
en los pecados cometidos
en las mentes conectadas
a un mismo sueño.

Haces la cama que se quedo desnuda
en una noche de ráfagas frías
te has puesto las zapatillas
aquellas que te hacen ser viento.

Empiezas la mañana odiándome
pero sonriendo por quererme
porque sabes que somos uno
aunque no tengas idea de como fue….