Anillo de ojos verdes

He salido con tus ojos verdes

y me llevaron al templo de tu tiempo,

se hicieron anillo sobre mi dedo

y consumieron media vida en ello.

He poseído tu cuerpo

y tu te hiciste con el mío,

me decías que me amabas a diario

mientras yo perseguía tu alma.

Tu cabello rubio era bandera

desnudo tu cuerpo una metáfora,

y yo me sorprendía cada día

de lo mucho que me alejaba.

Llegue a tener en ti mi fin

y no puedo reprocharte nada,

cuanto más tu me amabas

más de mi se moría.

Y el tiempo me dejo claro

que de ti tenia que alejarme,

me consumías la vida entre rejas

aquellas de la que no pude librarme.

Con todo ello un día me solté

y no por que me liberases,

más bien la muerte fue mi aliada

y de ti ya no logro acordarme.

Acordes de dos cuerpos

Escondes en una estrella

el palpitar de un frío corazón,

es vago sentir sin recibir

y no creer en el amor.

La noche te cubre aún mas

y te quejas del segundero,

amando la hojarasca

que cubre el cuerpo sin alma.

Para eso querías la estrella

desnuda en tu interior,

para quemar lo que rodea

una indiferente ilusión.

¿Fuiste real?

He llorado tu ausencia

todos los días de mi vida,

he sentido muchas noches

el calor perdido de tu cuerpo.

He intentado acariciarte

y solo abrace el aire viciado,

quería hacerte el amor

como lo hacíamos en el pasado.

No puedo dejar de pensarte

ni ocupando mi mente en el espacio,

pienso que cada estrella eres tu

y me dejo llevar por sus latidos.

No se que hay más allá de la razón

que nos mantiene firmes en la tierra,

pero se porque abandonaría todo

si con ello pudiese besarte otra vez.