Juntos. . .

Ver tus ojos verdes sonreir

cuando el hielo cubre mi vida

es el mejor regalo que puedes hacer

a mi entregado corazón.

Me gusta que no te olvidaras

como amarme desde el amanecer

porque ahora sabes que yo

te tenía todo el tiempo dentro de mi.

Para ti