Entrar en razón

Siento tu calor en mis venas

bruja amada y querida

en el tiempo de una eternidad

vagando juntos por el Gafos.

Buscando la alegría

entre plantas prohibidas y obsesiones

el flujo de los conjuros no se disipa

es el relleno a nuestros días.

Notamos como estando unidos

el vacío se rellena con la calma

el campo se ve en tus ojos

cerrajera de mi cueva.

Y en todas partes identificados

los mejores momentos decisivos

aquellos que han rascado lo suficiente

para dejarnos tatuaje.

Al cuello

En contra de la hipocresía

están los que se creen únicos

pero cuando son ellos los hipócritas

dicen estar a tope de trabajo.

No es compatible dar vueltas

para exprimirse el coco

no quitarse tiempo de otras cosas

es el sorteo del misterio.

El contenido y el continente

es lo más importante

pero intentar hacer lo que no puedes

es una fantasía.

Y como vertederos asumibles

dentro de lo que se dice y hace

nada ni nadie esta libre de culpa

cuando algo se maneja desde la pena.

Deja ya de joder

Amargos tragos

me destina la noche

toda la felicidad cosechada

desde el día se muere.

No puedo hacer nada

contra la maldición

esa que cubre mi tiempo

no deja nada sin revisión.

Y es que me quiere mal

tu que recuperas las almas

de los buenos o los malos

o de simplemente la mía

no te voy a aburrir

ni a pedirte con lloros nada

haz lo que has venido a hacer

y déjate de chorradas.