Lo que tengo de ti.

Tengo dentro de mí

tu saliva jugando con la mía

profunda y dulce

tierna y jugosa.

Tengo dentro de mí

el calor de tus abrazos

esos que apretaban con fuerza

no me soltaban.

Tengo dentro de mí

el olor de tu cuello 

cuando al besarlo

se impregnaba en mí.

Tengo dentro de mí

el germen de tu amor

ese que sin darnos cuenta

se apoderó de los dos.