Paseando juntos

Hemos caminado juntos

entre ríos helados y cielos azules

tu alma y la mía juntas

al compás del mismo paso.

Fluiste en mi en cada fotografía

resultaste ser la estrella en mis vídeos

rivalizabas en belleza con la naturaleza

 e incluso por ti la ciudad quedo desierta.

Las horas se convertían en minutos

sólo el cansancio podía frenar la aventura

pero no quita el valor de lo logrado

no podrá robar nuestra fuente de los deseos.

Y quedan las ganas de repetir

el mecernos en la misma brisa

la filosofía del Norte en el Atlántico

siempre nos sacará una sonrisa.