Declaraciones

El aura latente

de mi converso corazón

hacia tus pupilas

es el mayor de mis regalos.

Como en una zona de guerra

donde todo es desorden

la única flor que sobrevive

son tus manos sobre las mías.

Allí donde repican las campanas

para el abrigo del ser humano

veo como en todo tu ser iluminado

a nada le temes en todo me proteges.

En las noches de viento

donde los demonios me llevan

nada de lo que pase me hiere

si con ellos me llevo uno de tus besos.