Cosas de cosas

Cuando pruebas una cosa

que te resulta infalible

no te cansas de meterla

dentro de tu corazón.

Cuando sueñas con una cosa

que sabes que no tendrás nunca

la valoras enormemente

pero la dejas volar libremente.

La solución a los enigmas

de una vida llena de grandes cosas

es que las que se han ido

no eran tan importantes.

Pero que si a cambio

aquellas pequeñas cosas

que aún sin ser determinantes

se quedan, enamoran.