Vive la vida

No somos nada

trozos de madera rotos

con callos en las manos

sin lentejas en el estómago.

Hoy más malas noticias

en la goma de mi moño

en los altares de mi caperucita

en mi dentadura del lobo.

Y me joroba morirme

sin tirarme un pedo en Marte

ver la caída de un meteorito

la vuelta de los dinosaurios.

Cabreándome sobre todo

porque todo se pega en lo cerca

y van cayendo como moscas

aunque yo no lo quiera.