Fruta de destrucción

A caballo la muerte

a pelo en la montura

agarrándose fuertemente

con sus huesudas piernas.

Al trote ojos de fuego

el corcel amamanta el silencio

el populacho agacha la cabeza

muchos se orinan.

Calavera altiva

no deja sabor dulce a su paso

la muerte no cabalga sola

es una legión de herejes.

Disfrutando del momento

de la maldad y el tormento

que todos los humanos elegimos

antes de morirnos.