Mina de hierro abandonada

Mi cabeza

como una mina

sacan de ella

el hierro del pensamiento.

De dolores presentes

de desmayos diarios

de niebla en la vista

de tortura.

De picos clavándose

en la materia gris

sin perdón diario

como un reloj atómico.

Minando a todas horas

mi voluntad apropiada

mi sentir más profundo

mi vida.