Grises altos

La tormenta de tus lamentos

son las fuentes de muchas vidas

donde comentar la energía propia

es regalársela a los demás.

Es como salir en la tele

esa caja cuadrada y tonta

donde se idealiza lo que sale

como si fuera parte de ti.

Y te convences y motivas

de que si sufres es limitado

porque tienes unos sentidos

que nos hacen ignorantes.

Y aunque aprendamos

de tus horrores cercanos

la lectura de todo esto

es que te gusta experimentar.