Gastar

Gastar de tu bolsillo

lo que no hay en mi inventario

es como un templo sumergido

que no merece la pena.

Sacar a relucir

todas las cosas que tienes

cuando los que no tienen nada callan

es una versión patética de ti.

Y no te merece la pena

pagar con dinero lo que buscas

cuando si te das cuenta

no es de ti lo que quieren.

Vives para el dinero

y te has olvidado realmente de vivir

si crees que comprando almas eres buena

estas en otro mundo.

Anuncios