Olvídame

Haces trizas

mi ventana donde veo la luz

porque te da la gana

porque odias mi mundo.

Te sacas de tus entrañas

la ruina de tu ser

campeando

asqueando a todos.

Persigues sin motivos

denunciando vidas

para que eliminen momentos

que no te corresponden a ti.

En que secuencia hice

que los mundos convergiesen

donde pasaste y te hice un favor

para pagármelo con tu odio.

Es de mal perder

que no transmitas nada

y lo más fácil de tu vida

es acabar haciendo daño.

Dulce de leche

Eres mi dulce de leche

que tomo en pequeñas dosis

para no endulzarme demasiado

para no engancharme del todo.

Necesito de ti ese poquito

que de ser una pequeña parte es enorme

que se cuela en mi sistema y crece

formando parte de mi.

Eres el ecosistema sostenible

de mi corazón errante y mochilero

que como una abeja con su néctar

tengo esa necesidad de llevarte a casa.

Y que no me faltes nunca

o por lo menos en lo necesario

no en lo material o en la exclusividad

sino en decirme te amo.