Pirata

Mi corazón se alegra

de que tengas nuevas velas

donde surcar pirata

y llenar tus cofres.

Ahora puedes poner su nombre

en la proa del velero

y dejar que te llene de perlas

tu frágil alma.

Ya podrás compartir

tus largas noches de vigía

juntos los dos catalejo en mano

buscando nuevas presas.

Ser libres como el viento

allá donde os lleve el destino

y que os caséis con la luna

al amanecer del océano.