Yo digo

No es lo mismo para mi

dejar de ver el cielo azul de mi montaña

y el océano al fondo cristalino

llamándome con el rumor de sus olas.

Los mismo que no es el canto de los pájaros

que en mi ventana despiertan mi alma

llenan de ganas de vivir mis sentidos

hacen que la escarcha sea menos fría.

Para mi dejar de ver el amor

es el peor de los dolores terrenales

ya que el movimiento de todo lo que tiene sentido

parte del sentir desde el corazón.

Mi vida es un puzzle

donde se rompe cuando lo completas

cada día que pasa en mi cueva

en cada reacción que tengo.