Mosquita espía

Hoy me has espiado

hasta quedarte dormida

pensabas que yo lo haría antes

pero no me conoces bien.

Yo no duermo mosquita

no te entregare mi sangre por nada

si la quieres ya puedes luchar

venir a capa y espada.

Las traiciones no me gustan

las odio con toda mi alma

y que quieras chuparme a mis espaldas

llena mi ser de rabia.

Así que la próxima vez que me espíes

no lo hagas a contraluz

que las sombras son muy delatoras

y tus ronquidos también…