Esas pequeñas cosas

El mundo es una colección

de pequeñas cosas

algunas tan pequeñas que destacas tú

de entre todas ellas”

Con el tiempo aquello que nos parece común y natural a la altura de todo lo que ven nuestros ojos, dejamos de prestarle la suficiente atención. Y un día nos damos cuenta de que esas cosas comunes son más importantes para nosotros de lo que jamás nos hubiéramos imaginado y las echamos en falta, las necesitamos.

Creamos un circulo sin darnos cuenta de adicción a ellas, aunque no tiene porque ser cosa puede ser persona o criatura animal, que difícilmente podemos perder, como una droga que nos domina. De ahí que todas esas pequeñas cosas que todos los días ignoramos sean más importantes de lo que nos damos cuenta.

Por eso debemos desde el uso de la razón saber diferenciar esas pequeñas cosas que al final no son tan pequeñas, son enormes, gigantes y que tenemos que tener tan cerca o lo suficiente para que no nos falten nunca, para que podamos sentirnos parte de ellas y viceversa.

No desprecien aquello que por muy pequeño puede incluso aguantar el peso de un mundo más grande que nuestras propias vidas, el valor de cada cual no se mide por el tamaño, sino por sus obras.

Anuncios

621 KM

No entiendo de rimas ni de versos

pero entiendo de la suavidad de tu piel en la mía,

no creo en las coincidencias que se escriben solas

porque son las mejores muestras de cariño,

no entiendo como no pararme en tu mirada

y poder conjugar con ella la pasión con la que te siento,

no creo en los silencios obligados cuando los dos gritamos

que el deseo desde hace tiempo es nuestro cómplice,

no entiendo como se va pasando la vida y como en una foto

que te dedique seguimos a 621 kilómetros.

Esa playa con tu nombre

Te escondiste en Alcobendas

después de perturbar la paz del Norte,

con tus bikinis ajustados a tus curvas

por las tierras gallegas.

Sacando los colores al más galán

provocando infartos en las finas arenas,

haciendo que el Atlántico hirviera

al simple contacto con tu piel.

Enamorando a todo aquel que se fijase

en lo más profundo de tu ser,

porque no todo lo que es fachada vende

además de lo bueno tienes lo mejor.

Ahora hay una playa con tu nombre

allí donde Reina un espíritu libre,

un alma errante que esta deseando

que vuelvas a el otra vez…

Posdata: Aún conservo tu mirada en mi.

Llamada desde Alcobendas…

Hoy me llamaste desde tu sonrisa

te apetecía comerme los labios

devolverme por un momento a la vida.

Yo me hice el despistado

no te quería dar a entender que tu regalo

era algo tan deseado como esperado.

Todos los minutos fueron segundos

como las horas que antaño se hacían minutos

sin poder parar de hablar.

Y sigue entre tu y yo esa complicidad

de como si toda la vida fuera de nosotros dos

cuando ni el cielo y la tierra nos ha podido juntar.

Cuando tuviste que colgar como siempre

una sensación de invierno y primavera

hacían revolotear las mariposas otra vez…

El hoy…

Hoy has venido a visitarme

desde tan lejos por unas horas,

lo justo para abrazarme

para hacerme el amor.

Hoy me has regalado un sueño

de los que hacía tiempo no tenía,

me has devuelto la sonrisa

has vuelto a dejar latir a mi corazón.

Hoy Reina me desnudo

en cuerpo y alma como la primera vez,

y sentí lo mismo que las otras veces

un amor natural y sincero.

Hoy recuerdo nuestro primer café

y después de tantos años aún lo saboreo,

después de media vida buscándonos

siempre te encuentro en mis sueños.