Cosas del Diablo

El diablo compro mi tiempo

a cambio de unas monedas de oro

en esas horas comprometidas

donde me podría preguntar cualquier cosa.

Los refranes son sabios

la avaricia rompe el saco y tiene razón

al diablo no se le puede permitir

hurgar en tu corazón.

Por un valor determinado

sabe toda tu vida y tu alma entera

luego con el apego que le coge

te destruye desde dentro.

El diablo no es más diablo

si el que le deja serlo no está atrapado

si las cadenas y los barrotes no existieran

ni por mucho oro lo hubiese derrotado…

Anuncios

I hate Christmas days

Tu te vuelas

haces de la huida un arte

y escapas de tu campo de concentración

más rápido de lo que yo me bajo las bragas.

Y me sonríes con tus dientes

esos que fuiste reconstruyendo con balas de plomo

con la versatilidad de tus sentidos

con la contrariedad de echarme sin decírmelo.

Me despachas y me dices adiós

me mandas al carajo tempranito y no lo tomes a mal

sin ningún doble sentido sin censuras

mi democracia esta entre mis dos cachas de la raja.

Y todos los días estás radiante como árbol de Navidad

te lo quería decir ahogándote en alcohol de 90º

y meter tu cabeza en un bote de cristal eternamente

para mi necesidad de no verte huir nunca mas.

La hipócrita

Se sacude por Gerena

los pavos de la fotografía

pero no cumplió su palabra

de lo que había firmado.

Como ángel y demonio

usaba sus artes con otros humanos

tenía un perro faldero

que la seguía a todas partes.

Chupaba la vida y más

sangraba las telas y dracmas

le dieron un mundo y sus satélites

y a otros amaba.

Colgaba pellejos y muescas en su cama

traiciono un plato normal por lo caro

nunca supo ser sincera de amores

cuando a todos como perros trataba…

Mega Choni

Te dedico tu nombre escrito al rocío

de un cristal blindado al amanecer,

tu me preguntas como lo escribí

si con la lengua o la punta de mi poll(?).

Rompiendo el momento romántico

para todo el resto de la jornada,

quemando las naves de un detalle único

que con el calor se evaporara al cielo.

Pero quizás esa franqueza de tu boca

me ponga dura una sola cosa,

aquella que no se debe nombrar sin censurar

porque la materia gris también, se empalma.

Y como el desayuno ya se fue hacia el Oeste

entre las olas y los rumores en la niebla,

yo te dejo decirme lo que quieras con sabrosura

que al menos no me digas que hay censura…

Y otro año pan.

Ya ha pasado la Navidad esa que enseña la esclavitud de la bondad a unos pocos que luego se le olvida el resto del año. Y yo con mi cuerpo lo he pasado entre mis venas, mi fiel maullido y mi roedor preferido. La esencia de una videoconferencia cinematográfica y la misma comida que un día normal, que los abusos no están para los que seguimos un régimen de pastillas y tratamientos varios para el dolor y la locura inconclusa, esa que te lleva al olvido, a la insignificancia.

Pero cuidado que ahora nos amenazan con el fin de año y con las predicciones para el 2019, año donde los extraterrestres mas terrestres crearan más crisis y menos libertad de derechos para los humanos mortales y de a pie. Vamos que lo de todos los años, un cotillón en toda regla con carrillón y cohetes, campanadas, pedos, falacias y demás mamadas.

Así que yo no me asustaría demasiado salvo para los que se mueran que como no hay cielo ni infierno ni un limbo donde flotar y reconciliarse con tus pecados ya que las religiones siguen embargando todos esos sitios, que nos cojan a todos depilados, perdón, confesados que para cantar las locuras de no volver para eso ya estamos unos cuantos que cada día no sabemos a que lado nos despertaremos, que caño.

Y como no quiero ser descortés para todos los que creen pues de corazón empanado este loco os desea:

FELIZ 2019.