Un Domingo mas, o uno menos

Me soltaste un “lo mejor esta por llegar” sin saber que tengo un vaso que pone lo mismo, como si fuese una intuición tuya que busca parte de ese lema en mi para partir cada día a la calle, a una sociedad que pocas veces nos gusta. Me encanta la solidaridad que tienes conmigo, las ganas de ayudarme a seguir con mis sueños y con mis proyectos, a pesar de muchas cosas, sobre todo las que son de larga distancia, pero te considero algo único e increíble por todo lo que me aportas emocional y psicológicamente.

Sobre todo cuando me escuchas atenta con tu bloc de notas cuando empieza la clase y no dejas la pluma sin tinta, ni pregunta sin respuesta. Lo devoras todo para aplicarte mejor cada día y eso se agradece, nada cae en saco roto y lo que hoy aprendas mañana recuerdas, con alegría, expulsando el drama, con fuerzas.

Hoy Domingo, limpieza a fondo, un poco de bicicleta, ordenando la ropa de la semana, reuniendo ideas a espera de acontecimientos, de que las musas suelten su bilis para que deje de mendigar en mis recuerdos y vaya creando los nuevos, igual que los retos. Y es que a nuestras edades aquellas donde el humano ya esta de vuelta y media, unos abrazan a los que llegan y otros sueñan con otro tipo de abrazo aunque maúlle sinceramente.

Anuncios