Cuando pillas el bocadillo

Las cosas que me dices

cuando me tiras de la lengua

no subestiman para nada

lo que te guardas en tu boca.

Tu universo mas absurdo

patea bajo tu ombligo

porque las pruebas mas elementales

es cuando sonríes y saludas.

Y no culpes las distancias

que marcan las estrías

como autopistas del sentido

cuando te afilas las uñas.

El descanso que te das

y como argumentas sin ayudar

crean la conciencia necesaria

que te haga saltar y saltar.

Anuncios