Reposos

Evolucionas
como carta demoníaca
formando
paradigmas de la mente.

Interesante
manera de ofender
mis latidos
tu manera de acompañarme.

En este mundo
donde eres calabaza
parálisis
cuando te cojo de la mano.

En una lucha
de tu cordón umbilical
con mi esencia
     la misma que siempre te altera. . .
Anuncios

Tirando del carro

Cuelgas la pinza
en el tendal de tu mente
secando las palabras
que no lleva el viento.

Te abres de piernas
esperando el momento
la humedad que te llena
que hace respirar tu piel.

Criticas lo que no ves
porque te llena de esencias
picantes o dulces
como el sabor de tus labios.

Esperas entre brotes
la ternura que te rescate
te pones las medias rotas
  para abrir tu corazón. . .

Bye bye

Siempre supe
que la soledad me mataría
allá donde suena el mar
y los cangrejos son violinistas.

Donde mi mente puta basura
pagaría los excesos de la libertad
sin frenos de joder el universo
que a un alto precio me acogió.

Pude aprovechar mis orgasmos
en cualquier lugar
sitios a los que no volveré
no vaya a ser que me reclamen sin paz.

Y ahora engendro
sombra de lo que fui y no volveré a ser
perdido más que un pedo en un frontón
ya no me quejare más.

Donde un teléfono no suena
ni se reciben mails donde los calzones son de tela
y una vela negra asoma a la ventana 
diciendo bye bye…

Momentos de cartón piedra

Morirme
en cada esquina de tu vida
cada baldosa que piso
eres tu.

El final de un largo camino
que empezó cuando quisiste
y que deambulo por las estrellas
aquellas en las que mandas.

Ya no busco amaneceres
hay días que no creo verlos ya
pero lo podrido de todo esto
es que no me puedes buscar.

Saco sonrisas entre las lagrimas
de aquellos momentos fijados
entre pensamientos olvidados y
    cuando te cuelas en mi corazón. . .

Futuramente

Me falta el aire
que tu buscas con urgencia
allá donde lo terminas todo
donde empieza lo nuestro.

Sacudes los cimientos
temblores y huracanes
después de una vida larga
sin demasiados latidos.

Te mereces lo que nos mueve
una segunda parte viva
que se incline en una dirección
que se convierta en costumbre.

Acción y reacción
valor y decisión hasta las entrañas
aquellas que serán acero
   para afrontar lo nuevo. . .