Aullido

Noche de espantapájaros

latidos fundidos,

corazón acelerado

sentirse morir.

Sin cubierta

la piel de mi cuerpo,

ya no puedo

nisiquiera pensar.

Sudores

y ganas de partir,

todo se rompe

muy al fondo de mi.

Ya no aguanto

ni describo el dolor,

son mis pesadillas

todos los días.

… Luego te vuelves loco y aúllas a la luna.