Reina…. coño!!! me haces pensar!!!

Me hablas de ecuaciones de segundo grado para ligarme como si ello valiese para hacerte reír, cuando te descojonas con nuestras conversaciones. Y me replicas que soy la persona mas guapa del mundo solo para saber si te estoy escuchando y crees que aunque finjo el lanzarte un guiño hacia el lado contrario de donde estas mirando (mi paquete) no me pierdo nada de lo que me dices.
Porque eres una bruja de pelo rizado “alocada” que cuando te tiro de las orejas con mis anécdotas te llega el sublime dolor de cabeza que hace sacar toda esa retaila de balbuceos y palabras malsonantes que tanto adoras soltar. Eres una terremoto intelectual.
Te aprietas los vaqueros y marcas la blusa con tus pezones de la razón, intentas llevarme al lado oscuro de tu mente allá donde perviertes mi mirada noble y buena por un catre lleno de sabanas manchadas por los coitos mentales de las conversaciones preñadas a lo largo de los años, me revientas con el placer de tus labios marcando la tendencia de esa sonrisa de petarda que has tardado años en perfeccionar, arte puro.
Y ahora me mandas a hacer la comida, solo para aplicar tu furia hacia el vecino de abajo ya que conmigo no puedes, luchar mente contra mente entre nosotros dos es como fumarse un porro de marihuana del tirón y sin ventilar la habitación, a ver quien se quita la ropa interior antes o por el contrario se vuelve loco “sin darnos la razón”.